Fridda Dorsch -- Cesta

Tu cesta

Envío gratuito a partir de 60 €  Ver condiciones Protección de datos aquí

Cosmética Vegetariana

Cosmética Vegetariana, Vegana o Cruelty Free

Cada vez sois más los que nos preguntáis por alguno de estos términos, por la Cosmética No Animal, no testada en animales ni con ingredientes de este origen.

Mi amiga Sandra, preguntó el otro día a la Unión Vegetariana y le dijeron que les consta que la industria cosmética no sólo sigue usando animales para sus tests sino que “son un sector que utiliza en general bastantes ingredientes de origen animal”.  Sandra, igual que muchos de vosotros, nos preguntaba nuestra opinión y dónde estamos nosotros, así que aquí va este post con la explicación.

Por un lado, en cosmética existen normas europeas que prohíben el uso de animales para realizar test de ingredientes por lo que ahora se recurre a test-in vitro e in vivo (en personas).

En cuanto al uso de productos de origen animal, efectivamente, es un tema que hoy por hoy no está totalmente erradicado; pues aunque se ha avanzado muchísimo, todavía hay ingredientes que sólo se obtienen por procedencia animal y/o lo que es mas “común”, al ser este un cambio que conlleva un coste más elevado, muchos laboratorios cosméticos no están dispuestos a asumirlo y prefieren mantener el de origen animal.

Como sabeis, en Fridda Dorsch utilizamos activos de origen vegetal, porque en ellos hemos encontrado siempre las propiedades más atractivas y de mayor eficacia. Además son mejor tolerados por su afinidad con nuestra piel (cada activo cuenta con estudios que avalan su eficacia). Las fórmulas incluyen conservantes, perfumes y agentes texturizantes, con el objetivo de que los ingredientes vegetales vayan estabilizados y preservados para que mantengan sus propiedades con el máximo respeto a la naturaleza.

Además de ingredientes vegetales recurrimos a ingredientes marinos (como algas, colágeno y elastina marina) y a la biocosmética (por ejemplo el “acido hialurónico” se obtenía de la cresta del gallo, sin embargo gracias a la biocosmética, ahora se sintetiza en el laboratorio).

En definitiva, si se quiere, como nos pasa a nosotros, se puede evitar el uso animal, pero eso sí; a un coste más elevado; algo que muchos laboratorios cosméticos no están dispuestos a asumir

Otro ejemplo es la “baba de caracol”,  todavía no se ha producido artificialmente, nosotros para evitar su extracción del animal, utilizamos directamente la planta que come el caracol,que es la alantoina, la cual tiene todas las propiedades regeneradoras que se atribuyen a la baba de caracol.

En resumen, la tendencia es utilizar ingredientes activos de origen vegetal y marino, así como ir sintetizando todo para evitar el uso animal, y esa es nuestra apuesta.

 

 

Deja un comentario