Fridda Dorsch -- Cesta

Tu cesta

Envío gratuito a partir de 60 €  Ver condiciones Protección de datos aquí

Factores de Crecimiento en nuestra piel

Voy a arovechar que hace unos días una periodistas nos preguntaba cómo se crea una crema con Factores de Crecimiento y cómo funcionan sobre la piel, para hacer un post y explicaros como lo hacemos en FARMA DORSCH.

Factor de Crecimiento Epitelial (EGF)

Factor de Crecimiento Epitelial (EGF)

Siguiendo la línea que hemos marcado en los LABORATORIOS FRIDDA DORSCH, desde nuestros inicios, los FACTORES DE CRECIMIENTO EPITELIAL (EGF) son únicamente de procedencia vegetal y natural, por lo que las cremas que los contienen están desarrolladas para su incorporación como activos vegetales.
Otros laboratorios trabajan con cremas en las que incorporan activos a partir de bacterias o de procedencia biológica sanguínea humana o animal, en concreto de las plaquetas.

Respecto a cómo funcionan sobre la piel, desde que en 1986 se concediera el Premio Nobel de Medicina a doctora italiana Rita Levi-Montalsini (recientemente fallecida a los 103 años) y Stanley Cohen por su descubrimiento, se ha demostrado que los Factores de Crecimiento (EGF), promueven la regeneración celular y estimulan la producción de proteínas que reparan los tejidos alterados por el envejecimiento. En este sentido, son, sin lugar a dudas el mejor complemento para cualquier tratamiento dirigido a solucionar los problemas relacionados con el envejecimiento cutáneo, potenciando los resultados y efectividad.

Otra pregunta que nos hacen es ¿Qué estudios avalan el funcionamiento de los FC en el ámbito estético?

Desde 1960 los Factores de Crecimiento (EGF)se han empleado en diversas especialidades médicas, como por ejemplo en cirugía maxilofacial para regenerar hueso en los implantes bucales, en traumatología para reconstruir tejidos óseos o cartílagos en fracturas, o en oftalmología para curar úlceras y lesiones oculares.

Los extraordinarios resultados alcanzados en medicina reconstructiva, y la evidencia de que los Factores de Crecimiento (EGF) tienen la capacidad importante de inducir la proliferación en cualquier cultivo de células epidérmicas, ha llevado a su reciente utilización en medicina estética para acelerar la regeneración de la epidermis en pieles quemadas, con queloides, acné, estrías, tratamientos de resurfacing, post peeling o quirúrgicos para favorecer los injertos de piel, y en dermocosmética, como promotor esencial o coadyuvante de tratamientos de uso tópico en cremas.

Como era de esperar, su reciente aplicación en el campo de la dermatología y cosmética, los resultados son más espectaculares porque se aprecian fácilmente influyendo de forma efectiva en la salud, apariencia y textura de la piel.

Deja un comentario